La SALUD es siempre resultado del equilibrio en la GESTIÓN diaria de nuestras EMOCIONES. Sin ellas NO existiría el DOLOR, más tampoco la alegría, amor o el rencor.

La gestión EMOCIONAL del DOLOR, de esa lesión, enfermedad, obsesión…es “EL PROBLEMA DEL DOLOR”.

Dicho problema se puede y debe REMONTAR a tiempos de espíritus naturales, pasando a entes más religiosos y cada vez más con destellos científicos. Se trata de un BUCLE cerrado y ritmo aleatorio NO INTERPRETADO, que en cada década determina su estudio, el trabajo y la comprensión de lo que es realmente EL DOLOR.

Una aventura de varias vidas que merece la pena vivir…¡SÍ, VIVIR EL DOLOR!…porque conviven con el la alegría, el amor o mismo el rencor.

 

Camilo Prieto