Es verano y me apetece un helado.Muchos días y paseando por las zonas cercanas a la playa todo está predispuesto para ello. A veces hay que sucumbir y comerte lo que te apetece.

La fórmula para desear siempre algo es tenerlo como algo prohibido.

Prohibir algo es despertar el deseo. Michel de Montaigne.

Esto de los helados empezó con los chinos muchos siglos antes de Jesucristo y nuestro calendario. Éstos mezclaban la nieve de las montañas con miel y frutas. Los Califas de Bagdad, ahí, donde las “Mil y una noche” y Alí Babá, mezclaban la nieve con zumos de fruta dándole el nombre de “Sharbets”, que significa bebida, es lo que hoy conocemos por sorbetes. Fue mucho tiempo después cuando empezó a utilizarse el azúcar, la leche, etc. Muchas veces como una manera de poder conservar algunos alimentos más tiempo sin que se estropeasen.

Hay maneras sencillas para preparar helados en casa. Os dejamos unas recetas para preparar helados made in casa.

FLASH DE SANDÍA.polo_flash_sandia_pepitas_chocolate

Para hacer los polo flash se pueden utilizar unos moldes de silicona, son muy útiles y hoy en día los tenemos a disposición en muchos grandes almacenes.

moldes-polos-naturales_src_1
Ingredientes

1 raja de sandía

1 puñado de pepitas de chocolate (mínimo 70%)

Elaboración: 
1. Despepitar la raja de sandía y batir ligeramente.

2. Verterlo en el molde a la vez que agregamos las pepitas. Tapar con el tapón y llevar al congelador.

Esta es una idea  pero podéis rellenarlos  con zumos, fresas etc.

 

HELADO DE LIMÓN.

Ingredientes: 

  • Limones
  • Plátanos: en este caso si no tienen mucho sabor mejor.

Unknown-1

Coger  los plátanos, trocearlos y dejarlos en el congelador un día.

Después rallar la corteza de un limón por el zumo de tres limones.

Pasar todo por un robot de cocina, triturando y probando para ver si necesita más limón o plátano pues aquí depende de gustos.

Se puede añadir un poco de estevia en el caso de que aún estés dejando el azúcar.

  • TRUCO: En tu día a día, aunque no tengas pensado hacer helado a corto plazo, cada vez que un plátano esté a punto de pasarse de maduro, córtalo y congélalo. Así no se echarán a perder y siempre tendrás lista la base de tus helados y podrás ponerte a preparar helado sin esperas.

HELADO DE CHOCOLATE

Ingredientes: 

  • Plátanos (muy) maduros: uno grande por persona o dos pequeños.
  • Cacao en polvo: una cucharada por persona (o al gusto).
  • Chocolate negro: una onza por persona de tu chocolate preferido, pero esperamos que sea del 70 % ¡como mínimo!
  • Para añadir un ‘sirope’ opcional: una cucharada de miel y otra cucharadita de cacao.

Preparación:helado de chocolate

  • Varias horas antes de servir, corta los plátanos en rodajas de aproximadamente un centímetro de grosor.
  • Ponlos en un recipiente más o menos plano (una tartera, por ejemplo) y mételos en el congelador. También puedes guardarlos en bolsas de congelar.
  • Al cabo de una hora de congelador ya puedes obtener buenos resultados, pero depende de la potencia del electrodoméstico y siempre es preferible que los plátanos troceados estén muy muy congelados (dos horas mínimo). Si el plátano no está bien helado, el resultado será algo más líquido…

 

Elaboración:

  • Echa los plátanos congelados en un procesador de alimentos o picadora. Si vas a hacer mucha cantidad, divide la operación en ‘puñados’; si no, la picadora puede procesar mucho los plátanos del fondo mientras apenas toca los de arriba.
  • Pícalos con bastante potencia hasta que se vayan moliendo. Al cabo de unos segundos tendrán el tamaño de granos de arroz.
  • Cuando esten bastante picados, en gránulos de pocos milímetros de grosor, añade el cacao en polvo y sigue triturando. ¡Pon atención porque ya casi está!
  • En un instante, el plátano ‘granulado’ se transformará en una bola de pasta cremosa. ¡Ya está listo!
  • A continuación, sirve tu helado de chocolate en un cuenco.
  • Ahora trocea con un cuchillo tu onza de chocolate negro para decorar y para que sirva de tropezones crujientes.
  • Decora al gusto: puedes añadir un par de hojas de menta fresca, unas fresas en rodajas, frutos secos o un falso sirope (una cucharada de miel con una cucharadita de cacao).
(receta sacada de revistapaleo.com)

 

Equipo Massalud.