En este artículo queremos hacer una reflexión sobre lo que nos hace encontrar una vía hacia la salud. Aquellas cosas que nos protegen y fortalecen. Entender qué debemos observar cómo síntomas de salud. De la misma manera que en otro de nuestros artículos hemos intentado defender la idea de las características de las relaciones interpersonales saludables.

Vamos a diseccionar un poco más, a nivel individual qué características tiene nuestra vía/vida saludable.

Entendemos la dificultad que tiene una persona, ante una enfermedad o lesión elegir qué cosas debe, puede o necesita hacer para superar lo que le pasa. A quién hacer caso. Fisioterapeutas, Osteópatas, Medicina occidental u orientales, Psicólogo, Entrenador, Rehabilitador…

Las diferentes teorías, ramas científicas o no científicas son una manera de comprender lo que nos hace funcionar.

Es por ello, que a raíz de los conceptos de funcionalidad, enfermedad o lesión, los diferentes profesionales proponen unas vías de curación, y establecen unos parámetros de salud. ca

Finalmente todos los profesionales que consultemos pasan un último filtro. El propio. Por lo que el primer paso es como muchas otras veces hacernos a nosotros ciertas preguntas.

¿Qué es para mi estar sano? ¿Qué quiero conseguir? ¿Cómo quiero vivir?

¿Cuánto malestar, incomodidad, enfermedad o sufrimiento quiero aceptar?

¿ En qué medida está limitando mi salud lo importante de mi vida?

¿Qué recursos estoy dispuesto a invertir en mi cuidado?

¿Cuánto de lo que me ocurre es evitable y cuanto de lo inevitable puedo afrontar de otra manera?

No podemos elegir las cartas que nos tocan en la vida. Y sin embargo, siempre podemos elegir algo. Algo que si está en nuestra mano. Tal vez sea algo mínimo. En este vídeo habla de encontrar una buena actitud. Lo extrapolamos a una actitud saludable.

Nos encontramos día a día con personas enfermas con una vida sana, y personas sanas con una actitud enfermiza. Entendiendo la enfermedad como un estado de limitación, de sufrimiento evitable, de pérdida de funciones, de adaptabilidad.

Desde Massalud nuestra visión de salud está relacionada con el movimiento. No solamente con la actividad física, si no con la capacidad de nuestros tejidos de cambiar, de moverse.

Con la capacidad del individuo de moverse hacia las soluciones.

Con el respeto a la fisiología y anatomía.

Con el respeto hacia lo funcional, es decir a lo que nos funciona y se adapta.

Hacia la homeostasis, que es el movimiento hacia el equilibrio.

Entre nosotros hay diferencias entre el concepto de Salud. Pues depende de los propios valores humanos, experiencia, expectativas, y de la propia relación con el paciente.

Todos nosotros transmitimos y compartimos una visión común del funcionamiento humano. Basado en conceptos de PNI, fisiología, osteopatía, y sobretodo de trato humano. Y las diferencias en el propio equipo son lo que aporta al paciente un nuevo punto de vista sobre su salud.

Lo principal es esa búsqueda. Encontrar un para qué. Qué me mueve. En qué o en quienes o para qué voy a hacer uso de mi salud.

Después, será más fácil encontrar un cómo lo voy a conseguir.

 

Equipo Massalud.

Actitud Saludable