Sin duda un ejemplo es mejor que cualquier larga explicación. Una de las virtudes que tenemos es poder jugar. El juego mental, puede ser buscar el chiste, el juego físico es estimulante para nuestra coordinación, para nuestro trabajo en equipo. Jugar es una manera de sacar nuestro lado más feroz, cuando lo necesitamos, y tiene esa parte de ternura e inocencia que con los años perdemos.

La película La vida es Bella nos muestra una habilidad que poseemos y que raramente utilizamos a nuestro favor.

Toda historia puede traducirse, interpretarse, y sacar de ella un reto mayor que la amenaza que supone.

Podemos transformar nuestra realidad en un juego, en un aprendizaje, en un reto.

No son las cosas que te ocurren, es la historia que te cuentas. Tal vez sea más divertido si nos acordamos de cómo somos cuando jugamos. Qué recursos tengo, cómo me muestro ante las dificultades.

Tal vez, si pudieras hacerte la siguiente pregunta ante algunos problemas, encontrarías una solución más creativa. ¿ Qué puedo tomarme como una aventura de esto que me está sucediendo? ¿ De qué manera puedo hacer esto más cómico?

Sólo aprendemos si hacemos algo distinto.viajera.89años.

También tienes esta historia inspiradora. (haciendo click en la foto)

No es tarde para cambiar. Hay una frase que dice, que si uno mismo no toma decisiones, decidirán por ti los demás. Y ellos no sabrán buscar tu felicidad, mejor que tú.

 

 

Juzgar menos. Jugar mas.

Equipo Massalud.